¿Dónde nací?

Soy La Presidenta, o al menos siempre me han llamado así. Nací en el Alto de Moná en el corregimiento de Santa Elena, donde mis aguas todavía son cristalinas y poco concurridas. Siempre he sido curiosa, me apasiona ayudar a los demás e inspirarlos.

Conforme fui creciendo me di cuenta de que quería fluir, conocer el mundo que había montaña abajo y llevar mis aprendizajes y toda la vida que hay en mí a nuevos lugares.

Un nuevo cauce 

Provenza es un lugar mágico y feliz para las personas de la ciudad y las que vienen de otras partes del mundo, viajeras cómo yo; por eso me gusta allí.

La Presidenta

 

 

En mi trayecto conocí cosas que allá en el Alto no existían, los caminos se convertían en calles, las pequeñas casas del campo se transformaron en altos edificios y las personas tenían apariencias nuevas para mí. Había llegado a un lugar llamado El Poblado y definitivamente le hacía honor a su nombre.

Con el tiempo aprendí que la vida acá era diferente, este lugar se había convertido en mi nueva vida; una vida llena de música, sabores, colores, nuevos amigos. Al fin me sentía completa, cumplí mi sueño de conocer el mundo fuera del Alto y llevar vida a la ciudad.

Aguas sucias

Hay días mejores que otros, a veces me visitan, me miran, me recorren; pero los días de fiesta nadie me escucha, me tiran basura y los días de lluvia siento que hay tantas de esas cosas que no me pertenecen dentro de mí, que quiero salirme de mí cauce. A pesar de esto, aún siento que inspiró a las personas y que puedo llevarles felicidad con la vida que habita en mí.

Mi corazón, mis frustraciones y convicciones cobraron la fuerza que tienen cuando decidí recorrer el mundo. Estaba convencida de que nada me iba a impedir seguir fluyendo y llevando vida a todos los lugares en los que estuviera.

Es por eso que un día decidí generar el cambio.

Corrientes del Cambio

Un día un grupo de seis jóvenes me visitó, llenos de motivación, me contaron que tenían ganas de hacer de este un mejor lugar, escucharon mis problemas, necesidades e ideales. Juntos tuvieron una idea, ellos querían apoyarme en este proyecto de generar el cambio y fue así como, con mi nuevo equipo de campaña, me lancé a las próximas elecciones.

BotaXLaPresidenta es un proyecto con el que queremos dar visibilidad a las problemáticas ambientales y generar conciencia colectiva en el cuidado y mantenimiento de la biodiversidad, es así como Provenza continuará  siendo un lugar de experiencias positivas para todos nosotros y nuestros visitantes”